sábado, 29 de mayo de 2010

HECHOS 18: EL ESPÍRITU SANTO DIRIGE LA EVANGELIZACIÓN.

Este capítulo del libro de los Hechos menciona trece personajes:

Pablo
: apóstol de Jesucristo.
Aquila: judío natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer. Estuvieron con Pablo en varios lugares Roma, Éfeso y Corinto, con quien anduvieron desde el año 50 DC.
Priscila: esposa de Aquila. El nombre Priscila es el disminutivo de Prisca (Anciana), Prisca la utiliza esencialmente Pablo cuando la menciona en las cartas paulinas o epístolas paulinas, mientras que Priscila aparece en los escritos de Lucas. Priscila, además, tiene 2 significados:"La que es venerable" y "Reina del desierto". Posiblemente, su origen sea latino.
Claudio: (años 41-54 D.C.) Hacia finales de su reinado, merced a disturbios provocados por instigadores cristianos anti-judíos, el emperador prohibió que los judíos se reunieran en las sinagogas y los expulsó de Roma. Un gran número de judíos abandonó esa ciudad.
Silas: también llamado Silvano, de origen judío y ciudadanía romana, fue considerado uno de los principales cristianos de Jerusalén, enviado por los Apóstoles a Antioquía. Compañero de San Pablo en sus viajes misioneros.
Timoteo: Timoteo fue un compañero del Apóstol Pablo en sus viajes misioneros. Pablo lo habría constituido obispo de Efeso.
Justo: temeroso de Dios, vivía junto a la sinagoga. Crispo: principal de la sinagoga de Corinto.
Galión: procónsul de Acaya (hacia el año 51-52).
Sóstenes: principal de la sinagoga de Corinto.
Apolos: judío natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. (gr. Apollos, "dado por Apolo"; contracción de Apollonios). Converso judío al mensaje de Juan el Bautista, descripto como diligente, ferviente y "elocuente, poderoso en las Escrituras" (Hch. 18:24, 25). Había nacido en la ciudad egipcia de Alejandría. Después de su conversión fue evangelista itinerante (18:24, 27; 19:1). Mientras predicaba en Efeso se encontró con Aquila y Priscila, quienes lo instruyeron en las enseñanzas del cristianismo (18:26, 28). Después de esto, Apolos fue a la provincia romana de Acaya, llevando consigo una carta de recomendación de la iglesia de Efeso (v 27). Leer más: Diccionario Biblico Gratis - Apolos
Juan el Bautista: simplemente el Bautista o San Juan, fue un predicador y asceta judío, considerado como profeta
Jesús: el Cristo, Jesucristo, el Hijo de Dios, Salvador y Señor.

Los primeros doce personajes nombrados se relacionan entre sí a través del último y que es el Primero y más importante: Jesucristo. Nótese que el capítulo finaliza nombrándolo.

Las vidas de Pablo, Aquila y Priscila son reunidas por el Espíritu Santo en el trabajo de hacer tiendas, en sus ancestro judíos y en la común fe que profesan en el Evangelio de Jesucristo.

Cansado el Apóstol de la incredulidad, blasfemias y oposición de los judíos, "6 ... les dijo, sacudiéndose los vestidos: Vuestra sangre sea sobre vuestra propia cabeza; yo, limpio; desde ahora me iré a los gentiles." Se marchó entonces a la casa de Justo, vecino de la sinagoga a cargo de Crispo, quien "8 ... creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados."

Animó el Señor a San Pablo diciéndole en visión nocturna: "9 ... No temas, sino habla, y no calles; / 10 porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad." Esto lo tuvo un año y medio predicando en Corinto.

Los enemigos del Apóstol llevaron el caso al procónsul, mas éste concluyó con estas palabras: "15 Pero si son cuestiones de palabras, y de nombres, y de vuestra ley, vedlo vosotros; porque yo no quiero ser juez de estas cosas." No conformes con esa decisión, se vengaron en la persona de "17 ... Sóstenes, principal de la sinagoga, le golpeaban delante del tribunal; pero a Galión nada se le daba de ello."

El Espíritu permitió que nada impidiese que San Pablo anunciara el Evangelio y se conviertiera numerosa gente. El mismo Espíritu impidió la acción de algunos, calló a otros y favoreció la extensión del Reino de Dios.

Así termina este segundo viaje misionero: "18 Mas Pablo, habiéndose detenido aún muchos días allí, después se despidió de los hermanos y navegó a Siria, y con él Priscila y Aquila, habiéndose rapado la cabeza en Cencrea, porque tenía hecho voto. / 19 Y llegó a Efeso, y los dejó allí; y entrando en la sinagoga, discutía con los judíos, / 20 los cuales le rogaban que se quedase con ellos por más tiempo; mas no accedió, / 21 sino que se despidió de ellos, diciendo: Es necesario que en todo caso yo guarde en Jerusalén la fiesta que viene; pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere. Y zarpó de Efeso."

Del mismo modo hoy día discípulos, ministros de Dios, no creyentes, autoridades y todas las gentes, cual personajes de un moderno libro de los Hechos, se relacionan entre sí y el Señor Jesucristo gobierna cada acción, mientras el Espíritu Santo abre y cierra puertas para la predicación del Evangelio y la extensión del Reino de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada